Cáncer de Lengua, Labio, Paladar y Encías

CÁNCER DE LENGUA, LABIO, PALADAR Y ENCÍAS

Se pueden emplear varios tipos de operaciones para tratar los tipos de cáncer de orofaringe y de cavidad oral. Dependiendo de la localización del cáncer y de la etapa, se pueden emplear diferentes operaciones para eliminar el cáncer. Con frecuencia, la cirugía es el primer tratamiento para estos cánceres. Comúnmente se utiliza para los cánceres en etapas tempranas, aquellos que son pequeños y no se han propagado.

Después de extraer el cáncer, se puede hacer una cirugía reconstructiva para ayudar a restaurar la apariencia y función de las áreas afectadas por el cáncer o el tratamiento contra el cáncer.

En una resección del tumor, se extirpa (reseca) todo el tumor y un margen (borde) de tejido circundante de apariencia normal. El margen de tejido normal se extrae para reducir la probabilidad de dejar cualquier célula cancerosa.

El tumor principal se extrae usando un método según su tamaño y localización. Por ejemplo, si un tumor se encuentra en el frente de la boca, puede que se pueda extirpar con relativa facilidad a través de la boca. Sin embargo, con un tumor más grande (especialmente cuando se ha expandido hacia la orofaringe), puede que sea necesario extirparlo mediante una incisión en el cuello o mediante un corte en el hueso de la mandíbula con una sierra especial a fin de llegar al tumor. (Esto se conoce como una mandibulectomía).

Algunos tipos de cáncer de labio pueden ser extirpados mediante la cirugía de Mohs, también conocida como cirugía micrográfica. El tumor se extirpa en capas muy delgadas. Cada capa es examinada de inmediato con un el microscopio para observar si hay células cancerosas. Se extraen las capas y se examinan hasta que no se observan células cancerosas.

Este método puede reducir la cantidad de tejido normal que se extirpa con el tumor y limita el cambio en la apariencia causado por la cirugía. Se requiere de un cirujano capacitado en esta técnica y puede que tome más tiempo que la resección convencional del tumor.

La glosectomía puede que sea necesaria para tratar el cáncer de la lengua. Para los cánceres más pequeños, puede que sólo se necesite extirpar parte (menos de 1/3) de la lengua (glosectomía parcial). En caso de cánceres más grandes, puede que sea necesario extirpar toda la lengua (glosectomía total).

Para una mandibulectomía (o resección mandibular), el cirujano extirpa todo o parte del hueso de la mandíbula. Esta operación puede ser necesaria si el tumor ha crecido dentro de la mandíbula. Si resulta difícil mover un tumor cercano a la mandíbula cuando el médico lo examine, esto a menudo significa que el cáncer ha crecido en la mandíbula.

Si la mandíbula tiene una apariencia normal en los estudios por imágenes y no hay pruebas de que el cáncer se haya propagado a la mandíbula, puede que no sea necesario cortar el hueso por completo. En esta operación, también conocida como resección parcial de espesor mandibular o mandibulectomía marginal, el cirujano extirpa solo parte de la mandíbula.

Si la radiografía muestra que el tumor ha crecido dentro de la mandíbula, será necesario extirpar gran parte de la mandíbula en una operación llamada mandibulectomía segmentaria. La sección de la mandíbula que se extirpa entonces se puede reemplazar con una sección de hueso de otra parte del cuerpo, como el peroné (el más pequeño de los huesos inferiores de la pierna), el hueso de la cadera o el omóplato.

Si el cáncer se ha expandido hacia el paladar duro (parte delantera del techo de la boca), será preciso extirpar todo o parte del hueso involucrado (maxilar). Esta operación se llama maxilectomía o maxilectomía parcial.

El hueco en el techo de la boca que se crea con la operación puede ser rellenado con una dentadura especial llamada prótesis.

Boris Villavicencio Peña - Doctoralia.pe
Reserve su Cita con el Dr Boris Villavicencio. +51 968 222 276