Fracturas Faciales

FRACTURAS FACIALES

El esqueleto cráneo-máxilo-facial está diseñado para proteger estructuras blandas vitales que incluyen el sistema nervioso, ojos, vías respiratorias y digestivas.

–    La cabeza está constituida por la bóveda craneana y por el macizo maxilofacial. Este último a su vez está formado por vigas y pilares.

–    Las vigas y pilares son elementos maestros que permitirán reconstruir el esqueleto y fijar las osteosíntesis. La reducción y estabilización de éstos son la garantía de una perfecta recuperación de los volúmenes de la cara.

–         Vigas (arbotantes horizontales): reborde orbitario superior en inferior, arco cigomático, reborde alveolar del maxilar, cuerpo mandibular.

–         Pilares (arbotantes verticales): rebordes orbitarios lateral y medial (apófisis ascendente del maxilar), unión cigomático maxilar, unión pterigo-maxilar, rama mandibular.

FRACTURA NASAL Y NASOSEPTAL:

Una de las fracturas más frecuentes en el ser humano.

Puede comprometer: apófisis frontal del maxilar, cartílago nasal o tabique.

Cuadro clínico:

–          Fx maxilofaciales más frecuentes, según magnitud trauma, cual sea la lesión.

–          Dolor (variable), latero desviación o aplanamiento del dorso de la nariz, edema y epistaxis (que no implica necesariamente fx)

–          Obstrucción respiratoria, resaltes y especulas óseas, laterorrinia, depresiones.

FRACTURA DEL ARCO-CIGOMÁTICO:

Cuadro clínico:

–        Complejo cigomatico maxilar tiene funciones estéticas y funcionales.

–        Equimosis y edema periorbitario, aplanamiento del pómulo, hundimiento del arco zigomático, dolor, equimosis vestibular superior, resalte en reborde orbitario y apretura piriforme, trismos (dolor a la apertura bucal), hipostesia infraorbitaria que da un hormigueo en la región, enfisema subcutáneo, desplazamiento inferior del canto externo.

Diagnóstico: la clínica suele se evidente, pero puede complementarse con una des proyección tangencial del arco cigomático.

Clasificación: no desplazadas (10%) y desplazadas (90%). De estas últimas, un 10% son del arco y un 80% son del cuerpo

Tratamiento: Indicación quirúrgico según repercusión estética y funcional. Reducción bajo anestesia general, mediante un abordaje por la fosa temporal, donde se inserta un elemento que eleva los segmentos. En algunos casos puede ser necesario el uso de placas.

FRACTURA ORBITARIA:

Orbita: 7 huesos, protección globo ocular.

Paredes más débiles: piso y pared medial.

Cuadro clínico:

– Fractura de órbita aislada, es por impacto directo de alta energía que produce un aumento brusco de la presión infraorbitaria (entallamiento, Blow-out),

-Puede presentar edema, equimosis peri orbitaria, hemorragia subconjuntival. Visión doble (diplopia), ojo hundido (enoftalmos), alteración en la movilidad ocular.

Diagnóstico: Mejor examen para evaluación de órbita: Tomografía Espiral Multicorte.

Clasificación:

–          Estallamiento puro: solo se afectan paredes, sin el reborde.

–          Estallamiento impuro: compromiso reborde, por fractura de huesos faciales adyacentes.

Tratamiento: indicado en caso de enoftalmo y atrapamiento muscular. Reconstrucción del reborde y paredes y partes blandas, quirurgico y con material sintetico.

FRACTURAS EXTENDIDAS DEL TERCIO MEDIO DE LA CARA

  • FRACTURA MAXILAR: En la actualidad es raro ver este tipo de fracturas en forma aislada ya que la energía involucrada en el trauma es mucho mayor.

–        Le Fort I: Transverso. Sobre las raíces dentarias en el maxilar superior. Se inicia en la espina nasal dirigiéndose hacia atrás comprometiendo palatino y apófisis pterigoides. Paciente no puede ocluir dientes, compromete movilidad.

–   Le Fort II: Intermedia o piramidal. Asciende por el maxilar superior y separa la nariz de la maxila. Es raro que se produzcan tal cual. Sube como “V” invertida. Hay aplastamiento y alargamiento del tercio medio, mordida abierta anterior, movilidad patológica de huesos propios nariz, escalón y dolor infraorbitario.

–       Le Fort III: Separa cara y cráneo (por cordones malar-frontal, maxilar-esfenoides). Generalmente asociado a TEC en traumas de gran energía, por lo que es frecuente que sea fatal. Se examina afirmándole la frente al paciente y se le mueve la cara por el mentón. Se ven signos de le fort II + gran edema de la cara que impide separar parpados para explorar el globo ocular, movilidad de toda la cara, hipertelorismo, obstrucción de las vías respiratorias por descenso del maxilar y por lo tanto del paladar blando.

Boris Villavicencio Peña - Doctoralia.pe
Reserve su Cita con el Dr Boris Villavicencio. +51 968 222 276