Tumores en las Glándulas Salivales

TUMORES BENIGNOS Y CÁNCER EN GLÁNDULAS SALIVALES

Los tumores de glándulas salivales comprenden los tumores que surgen en las glándulas mayores (por ejemplo, parótida, submandibular y sublingual) y en las glándulas menores (por ejemplo, de la mucosa oral, el paladar, la úvula, el piso de la boca, la parte posterior de la lengua, el área retromolar y el área periamigdalina, la faringe, la laringe y los senos paranasales). Las lesiones de las glándulas salivales menores se ven con mayor frecuencia en la cavidad oral.

De todas las neoplasias de glándulas salivales, más de 50 % son benignas y alrededor de 70 a 80 % se originan en la glándula parótida. El paladar es el sitio más común de presentación de los tumores de glándulas salivales menores. La frecuencia de lesiones malignas varía según el lugar de presentación. Casi 20 a 25 % de los tumores de glándula parótida, 35 a 40 % de los tumores de glándula submandibular, 50 % de los tumores de glándula palatina y más de 90 % de los tumores de glándula sublingual son malignos.

La mayoría de los pacientes con tumores benignos de glándulas salivales mayores o menores presentan hinchazón no dolorosa de las glándulas parótidas, submandibulares o sublinguales. Cuando se presentan signos neurológicos como debilidad o adormecimiento debidos a afectación nerviosa, esto por lo general es indicio de neoplasia maligna. La debilidad en el nervio facial relacionada con un tumor de glándula parótida o glándula submandibular constituye un signo de mal pronóstico. El dolor facial persistente es un síntoma indicativo de una neoplasia maligna; entre 10 y 15 % de las neoplasias malignas de glándula parótida producen dolor.

Los tumores malignos de glándulas salivales en estadio temprano y de grado bajo por lo general son curables mediante una resección quirúrgica sola que sea apropiada. El pronóstico es más favorable cuando el tumor se encuentra en una glándula salival mayor: la glándula parótida es la más favorable y luego la glándula submandibular; los sitios primarios de pronóstico menos favorable son las glándulas sublinguales y las glándulas salivales menores. Los tumores voluminosos o de grado alto acarrean un pronóstico más precario y pueden tratarse mejor mediante resección quirúrgica combinada con radioterapia posoperatoria.

El pronóstico también depende de los siguientes aspectos:

  • Glándula en la que surge el tumor.
  • Características histológicas.
  • Grado (es decir, grado de malignidad).
  • Extensión del tumor primario (es decir, estadio).
  • Compromiso del nervio facial, fijación a la piel o estructuras profundas, o diseminación a ganglios linfáticos o sitios distantes.
Boris Villavicencio Peña - Doctoralia.pe
Reserve su Cita con el Dr Boris Villavicencio. +51 968 222 276